Blog

Facturación Electrónica: Cumple con las normas del SRI hasta el 30 de noviembre 2022

La facturación electrónica es en esencia una evolución de la factura tradicional a la digital. Sus fines legales son exactamente los mismos que el papel solo que se genera, valida, expide y recibe de manera electrónica. Esto representa mejores ventajas, ya que de manera tributaria es un soporte seguro de venta de cualquier bien o servicio.

Según el Servicio de Rentas Internas (SRI), en Ecuador de las 185.700 empresas que deben contar con el sistema de facturación electrónica solo el 41% ya lo tiene.

¿Quiénes están obligados a facturar electrónicamente?

Todas las empresas o personas naturales que estén ligadas o tengan que pagar un impuesto a la renta deben ser facturadores electrónicos. Según el mandato tributario del SRI, el plazo para realizar el cambio a facturas electrónicas es hasta del 30 de noviembre de 2022.

A continuación MIRA nuestro video que te brinda ejemplos de entidades y personas que deben facturar electrónicamente ▷ Revisa todo el video

 

¿Cuáles son mis opciones para adquirir facturación electrónica?

Los contribuyentes que aún no hayan contratado el servicio de facturación electrónica pueden activarlo mediante el servicio gratuito que ofrece el SRI o contratar una empresa privada. Sin embargo, al día se emiten más de 10 millones de comprobantes lo que hace que muchas personas opten por un servicio pagado para evitar caídas del sistema, aún más ahora con el incremento de los usuarios.

¿Quiénes están exentos a facturar electrónicamente?

Las únicas entidades que no deben facturar electrónicamente son los negocios populares, es decir, que generen ingresos de $20 000 al año. Aquellos contribuyentes deberán continuar con el uso de facturas de venta físicas.

¿Cuáles son los pasos para la facturación electrónica?

  1. Estar al día con las obligaciones tributarias.
  2. Tener un convenio de débito bancario con el SRI.
  3. Obtener una firma electrónica.
  4. Solicitar la autorización para emitir la facturación electrónica para un periodo de prueba en el portal en línea del SRI.
  5. Después solicitar autorización para comenzar a emitir de manera definitiva al portal del SRI.
  6. Finalmente, escoger el tipo de facturación con una empresa privada o con el SRI.

Cabe mencionar que el SRI toma en cuenta el comprobante electrónico para las declaraciones tributarias, por lo que no es necesario imprimir el documento. Sin embargo, en el caso de las entidades que prestan algún tipo de servicio, si el cliente pide la impresión del documento se le debe conceder.

Si tienes más consultas sobre la facturación electrónica o necesitas el servicio puedes dejarnos tus datos en el siguiente formulario y con gusto nuestros asesores tributarios se comunicarán contigo: