Blog

¿Cuáles son las habilidades que debe tener un auditor de la nueva era?

Antes de definir al auditor de la nueva era, se debe concretar la definición de ¨una nueva era empresarial¨. El COVID 19, brindó un inesperado giro de 360 grados a las organizaciones. Llevó a la digitalización de las herramientas de trabajo. Las empresas se vieron forzadas a buscar una nueva metodología de trabajo para poder ofrecer sus servicios.

Según un estudio realizado de Microsoft News, el 90% de las empresas tuvieron que invertir en tecnología implementando así, el acercamiento de sus trabajadores y clientes. Los sistemas logísticos de procesamiento de datos y el servicio presencial con los clientes tuvieron que desaparecer.

 ¿Qué cambió en específico?

La respuesta es TODO. Desde la manera de vender al momento que las empresas implementaron una metodología de entrega a la casa o delivery, modificando los modelos de negocio que implican ahora una inversión y un marqueteo digital. Hasta la implementación de nuevas aplicaciones y equipos que permitan el teletrabajo a sus trabajadores.

Tiempos desesperados requieren medidas desesperadas… Otro de los cambios que se dio en este periodo de transición, fue los nuevos riesgos y oportunidades que se presentaron en las organizaciones.

Los encargados de detectar y potenciar estas cualidades es el grupo auditor. Así como todos los trabajadores de las empresas se adecuaron a los nuevos cambios. Los auditores también le dieron un giro a su metodología de trabajo.

A continuación, te presentamos las 4 habilidades de un auditor de una nueva era:

1. Posee conocimiento de las nuevas tecnologías

La innovación, eficacia y el progreso de una empresa está conectado con las nuevas tecnologías. No se puede evaluar la funcionalidad de las herramientas si se las desconoce. Al igual que las nuevas tecnologías pueden convertirse en un servicio bonus que puede ofrecer el auditor para que los procesos sean realizados con mayor precisión y eficacia, potenciando sus herramientas de trabajo, su credibilidad y sus oportunidades laborales. La tecnología es la mejor inversión si se la usa de la manera correcta.

2.Modelos de negocio o estrategias de mercado

Un auditor debe tener un conocimiento absoluto de los modelos de negocio y la estrategia de la empresa a la que está auditando. Simplemente, convertirse en un experto en la empresa de su cliente. No solo evaluar o procesar datos existentes, sino brindarle soluciones que se alineen con su mercado. Así podrá encontrar posibles oportunidades de crecimiento que beneficien al futuro de la empresa.

3.Manejo e interpretación de datos

La auditoría debe tener evidencia que le ayude a sustentar las conclusiones obtenidas en el proceso. Así que debe tener un conocimiento completo de extracción e interpretación de datos. En esta época post COVID, la tecnología va de la mano con este proceso, ya que la manera de obtener datos no es la misma de un sistema de gestión de seguridad empresarial que en una aplicación móvil.

4.Estar preparado e investigar sobre riesgos desconocidos 

La investigación de un equipo de auditoría es esencial para la era post COVID. Los riesgos no son lo mismo de ayer. De nada sirve que las empresas tengan la tecnología si esta no se encuentra alineada a los riesgos actuales. Una investigación de mercado es esencial para saber de qué manera exacta la pandemia ha afectado a su cliente.

Las empresas y los riesgos no son los mismos, por lo tanto, el auditor no es el mismo. La principal necesidad de un auditor es poder reinventarse a sí mismo y ser investigativo para no solo detectar riesgos sino generar un nuevo crecimiento empresarial con las oportunidades que se presenten.

Si necesitas ASESORAMIENTO en tu organización contacta a nuestros auditores en el siguiente formulario y con gusto resolveremos tu inquietud